Saliendo del confinamiento. ¿Y ahora que?

Desde el mes de Marzo 2020, nuestra vida persona y laboral ha sufrido un cambio rotundo, nunca antes imaginable. Las situaciones a las que nos hemos y estamos enfrentando, son absolutamente nuevas, llenas de incertidumbres y de una magnitud difícil de prever con exactitud, tanto a corto, como a medio y largo plazo.

Pero, ¿cómo está siendo el retorno a nuestra actividad?. Esta situación de Pandemia, nos ha llevado a identificar nuevas formas de trabajo, nuevas necesidades y nuevas opciones. El hecho de que esta situación no ha finalizado y que un nuevo rebrote pandémico esté ya entre nosotros, hace necesario un replanteamiento de las actividades y del enfoque en nuestras empresas.  Pero vayamos paso a paso.

 En estos momentos, ¿que es lo que mas preocupa ahora mismo a las empresas?. A la pregunta ¿Cuales son las tres  principales preocupaciones respecto a la vuelta al trabajo y a las operaciones esta nueva situación de negocio?

En el gráfico adjunto podemos ver la respuesta que dieron los 989 CFO encuestados a principios del mes de Junio 2020. 

Fuente: PwC, COVID-19 CFO Pulse,1-11 June 2020. Base :989

La globalizad del efecto de la pandemia es la primera de las preocupaciones, casi con el mismo porcentaje de  preocupación que genera la incertidumbre de las consecuencias y el como se abordaría un rebrote de dicha Pandemia. En tercer lugar, el impacto financiero de la crisis, con la reducción de los ingresos, las previsibles dificultades del acceso al mercado de capitales… Aunque parece que en este último punto los países están intentando aportar ingentes cantidades de dinero para mejorar la liquidez y el acceso a estos capitales por parte de las empresas. 

Una parte importante de las empresas, se plantean los beneficios que puede aportar el trabajo remoto, y las ventajas que puede aportar, pero nuevamente esos cambios deben abordarse desde una perspectiva del impacto que dichas medidas pueden tener en los trabajadores. Sentimiento de desvinculación, perdida de la información relacional que tanto aporta en pequeñas y medianas empresas…

Frente a todo esto, la primera reacción natural de muchas empresas es el establecimiento  de proyectos de recortes de gastos, identificación de ahorros rápidamente materializadles. De hecho, como podemos ver en el gráfico adjunto, el 81% de los CFOs encuestados sobre este tema, respondieron que tienen previstas acciones y proyectos para la identificación y materialización de ahorros en sus empresas. Esta es la reacción natural que hemos aprendido de como afrontar crisis anteriores, pero en realidad, ¿esta crisis es similar a  situaciones de crisis precedentes?, sin duda tiene rasgos diferenciales que hace necesario al menos, replantearnos si estas acciones de reducción de costes a corto plazo, son suficientes y si, lo mas importante de todo, nos permiten afrontar la Nueva Normalidad con garantías, sin que hayamos perjudicado nuestras actividades “core” de forma muy negativa. 

Fuente: PwC COVID-19CFO Pulse Survey, 4 May 2020. Base: 871

En algunos aspectos, los modelos de costes van a cambiar, nuestros sistemas de obtención de datos y gestión de la información, la prioridad de las inversiones, la de los proyectos de I+D, la forma de gestionar e B2B y las acciones comerciales…. Sin duda esta situación nos va y debe plantearnos, la necesidad de revisar nuestra empresa mas allá de la mera reducción de costes. 

La redefinición o al menos revisión de las líneas estrategias de la compañía (para confirmar o no su validez) se hace mas necesario que nunca. Que es relevante para nosotros, donde somos fuertes, que actividades de soporte queremos controlar y en que medida, y todo ello con la visión de intentar identificar que ha cambiado y que cambios han llegado para quedarse total o parcialmente. El modelo comercial, la venta directa, el soporte técnico a profesionales, nuevas necesidades en nuestras áreas de IT, nuevas habilidades en nuestro personal …

Esta revisión – redefinición de prioridades, sin duda pueden causar cambios en nuestras organizaciones, cambios que afectaran a nuestros colaboradores. El éxito o el fracaso de cualquier implantación de cambio, esta en la rápida y correcta comunicación de las decisiones, las acciones y de los planes de implementación a los colaboradores, ellos son una parte imprescindible en la correcta aplicación de los cambios y de la consecución de los objetivos definidos y esperados.